Comité Eureka

En este espacio se publican los artículos semanales de Rosario Ibarra de Piedra, del Comité Eureka. Se obtienen del diario mexicano El Universal (todos los martes en la Primera Sección). Entre a la página www.eureka.org.mx para conocer la historia del Comité Eureka y los nombres de los desaparecidos por los gobiernos de México.

Mi foto
Nombre: Comité Eureka
Ubicación: Mexico

viernes, junio 17, 2005

¿Dios los cría?

Para quienes tenemos más de 30 años luchando por justicia, lo que ha pasado en este país durante esas tres décadas ha significado una descomunal burla no sólo a nosotros, sino al pueblo entero de México y a los pueblos solidarios del mundo... y lo acontecido en los últimos días: el cinismo en su máxima expresión. Qué otra cosa si no se puede llamar a la desfachatez de los del más alto poder; cómo calificar al menosprecio a nuestra inteligencia que cotidianamente hacen los llamados "tres poderes" (con escasas honrosas excepciones).

¿Qué nombre darle a los tapujos de las "fiscalías especiales"? ¿Cómo calificar a la CNDH, que se ufana de su "atención a las víctimas"? ¿A cuáles, a quiénes? ¿Qué nombre darle al contubernio entre los Fox y los Salinas, a su vituperable alianza para liberar al "hermano mayor" del ex presidente que dejó a México en la ruina y que hoy ("pobrecito") no tiene con qué pagar la fianza de su mafioso fratello ?

¿Cómo calificar a jueces que "exoneran", sin más ni más, lo mismo al llamado "incómodo" personaje, que mandan a sus casas a los falsos "arraigos domiciliarios" a siniestros personajes como Miguel Nazar Haro? ¿Qué nombre darle a una PGR sabedora de que por las calles del DF transita a sus anchas cuando se le antoja, o viaja por el territorio nacional, el sempiterno prófugo Luis de la Barreda Moreno? ¿Qué nombre darle repito a una Procuraduría General de la República que nada hace contra los responsables de las desapariciones forzadas, cuyos nombres están en las innumerables denuncias que allí dejamos, a sabiendas de que el delito por ellos cometido es imprescriptible?

Estas y muchas otras preguntas nos hicimos las víctimas de tantas vejaciones, de tanto escarnio, de la sangrienta mofa que han hecho de nuestro reclamo de justicia todos los que han pasado por la Presidencia de la República y por las distintas dependencias del gobierno, de Luis Echeverría Álvarez para acá, incluido por supuesto el Ejército.

Eran el día y la hora de nuestra reunión semanal y hojeábamos revistas y periódicos, y leíamos y opinábamos y sugeríamos el "qué hacer" entre la maraña de injusticia, de burla, de invitaciones a foros, de declaraciones de acomodaticios, del insulto grotesco de las "indemnizaciones", de los chismes a que da lugar la "pareja presidencial" y de la nota de "ocho columnas" de la "inminente" liberación del tantas veces llamado "hermano incómodo". En esas notas enormes, prolijas en detalles, vimos el desfile de los nombres de su "equipo de abogados" y al leer el nombre del hijo de Nazar Haro, una de las "doñas" dijo: "Dios los cría y ellos se juntan"... Yo protesté. ¿Cómo es posible le dije que tú, creyente, católica practicante, creas que Dios los cría? Y le hablé de mis días de infancia, cuando una buena monja me "preparó" para la primera comunión y me habló de la bondad infinita de Dios, de un Dios que no toleraba el odio, de un Ser Supremo de dulcísima ternura que predicaba el amor... ¿A dónde mandas le pregunté el "no matarás" cuando piensas que Dios los ha hecho, los ha "criado" o tal vez creado?

¿Cómo es posible pensar en ese Dios todo bondad cuando hemos escuchado los testimonios de las torturas sufridas por tantos compañeros a manos de "Nazares", de Tanús y sus secuaces, de Quiroz y sus soldados, de Acosta, su compañero de andanzas, y de tantos otros que en los tenebrosos sótanos del Campo Militar Número 1 arrancaban alaridos de dolor a los nuestros, a los que lucharon por un mundo mejor para los desvalidos?

Y de pronto enmudecimos, todo quedó en silencio, cada quien con sus pensamientos y acumulando recuerdos... pero al poco rato, una a una fue alzando la voz, primero quedo, tímidamente, y después, en "un estremecimiento de orgullosa tristeza", todas luchábamos por hablar, por decir cada quien lo que tenía guardado dentro, lo que le quemaba las entrañas desde hacía mucho tiempo...

¿Cómo es posible que la Iglesia hable de ese Dios todo bondad si parece entenderse con los que simbolizan la antítesis de Jesucristo?

Y recordamos la enorme fotografía del papa Juan Pablo II dando a Pinochet la comunión. Y en la mente de todas y de cada una se revivió aquel recuerdo de la ceremonia en la que Corripio Ahumada entregó sables a los Caballeros del Santo Sepulcro y les instó a usarlos para proteger la religión (¿no matarás?)... y recordamos a prelados en animada charla con los represores, con el "chacal de San Jerónimo" y con muchos de los otros, depredadores de la patria, asesinos de indígenas, señores de la inmoralidad enhiesta... ¡Pobre Jesucristo!... ¡Cuánta infamia se ha cometido en tu nombre! Cuánto engaño, cuánta falsía... Hipócritas, se asustan de las tres negaciones de Pedro y ellos lo crucifican a diario.

Aquella monja buena que conocí en mi infancia habría muerto de pena ante tanto desdoro... Sí, los malos, los perversos se juntan y se han juntado durante todos los tiempos de la humanidad, pero habrá que preguntarse: ¿Dios los cría?

2 Comments:

Blogger liz said...

Hola, tango 18 años y aveces me pongo a pensar que algunos de los desaparecidos tenían mi edad y no pudieron disfrutar de su familia y de su vida por personas sin corazón y lo peor que el gobierno no castiga a los verdaderos culpables.

Espero que esto se pueda resolver muy pronto y los felicito por su empeño y dedicación.

10:48 a. m.  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

12:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home