Comité Eureka

En este espacio se publican los artículos semanales de Rosario Ibarra de Piedra, del Comité Eureka. Se obtienen del diario mexicano El Universal (todos los martes en la Primera Sección). Entre a la página www.eureka.org.mx para conocer la historia del Comité Eureka y los nombres de los desaparecidos por los gobiernos de México.

Mi foto
Nombre: Comité Eureka
Ubicación: Mexico

viernes, agosto 05, 2005

Escuela del crimen

Que me lo digan en mi cara.
Miguel Nazar Haro.


Las páginas de los diarios estaban llenas de noticias de las llamadas espectaculares; el "despegue" del transbordador Discovery en Cabo Cañaveral; la "exoneración" del ex presidente Luis Echeverría; "el preludio de guerra por agua" en el valle de México o que si EU "ve insuficiente el combate a la violencia"… y por allí, un poco más abajo, con una foto chiquita de Nazar Haro una de sus frases: "No hubo crímenes", en referencia al 68, al 71 y a lo que llaman guerra sucia, tomando las palabras de Videla, el siniestro militar argentino que llamó así a la guerrilla de ese país.

Curiosamente, no, no curiosamente, sino en clara y evidente concordancia con lo que pensaba el asesino del país suriano, Nazar Haro, enojado porque piensa que llaman guerra sucia a lo que hacían él y la Dirección Federal de Seguridad (DFS), afirma que lo sucio fue todo lo hecho por los jóvenes que tomaron las armas, lo de ellos, los de la DFS fue en "servicio a la patria"… El hombre se queja a mares de lo que de él se dice; repite una y otra vez que él no es malo y cuando se le dice que "lo señalan como torturador", contesta enfático: "Que me lo digan en mi cara", y agrega: "¿Dónde te maltraté y cómo te maltraté?".

En medio de este océano de impunidad; en estos tiempos aciagos del gobierno mal llamado "del cambio". En esta etapa del sexenio plagada de mentira y simulación, de cinismo y escarnio para el pueblo de México, las palabras de Nazar Haro son pálido reflejo de las del titular del Poder Ejecutivo federal, son a la par, como un eco de satisfacción, lo esperado por todos los responsables de los crímenes que enlutaron miles de hogares: la impunidad completa, tras el ya inocultable pacto del Presidente con el Ejército y con las fuerzas más oscuras de los sexenios anteriores… En el amplio reportaje de EL UNIVERSAL, Nazar afirma: "Me quieren juzgar por la vía maldita". Desconozco en absoluto lo que quiere decir con ello; él de seguro debe de saberlo como buen servidor que fue del priísmo y como cómplice de todos los ilícitos por sus gobiernos cometidos, los gobiernos hipócritas que se comprometieron a "cumplir y hacer cumplir la Constitución" y que fueron los más contumaces violadores de ella; los que con premeditación alevosía y ventaja (la ventaja que les daba el poder) secuestraron, escondieron en cárceles clandestinas inexpugnables, torturaron y asesinaron a cientos de jóvenes… si no es que a miles… "¡Que me lo digan en mi cara!", dice Nazar en el reportaje. ¿Cómo se lo va a decir en su cara Sofonías González Cabrera, muerto en las instalaciones de la DFS, por estallamiento de vísceras, por la brutalidad de los golpes recibidos?

Domingo Estrada Ramírez, un valiente joven guerrerense, dejó testimonio de este crimen y de las torturas por él recibidas junto a Sofonías. El cadáver de éste nunca fue entregado a sus familiares. A Domingo lo mataron meses más tarde y por más gestiones que hizo uno de sus hermanos, jamás entregaron su cuerpo.

La ONU conoció estos casos; personalmente se los llevé a Ginebra y al igual que el gobierno mexicano, nada hizo al respecto. Nunca más volvimos a creer en ese organismo internacional, cuyas siglas para nosotros son OGU, es decir: Organización de Gobiernos Uni-dos, ajenos a los pueblos, totalmente desvinculados de sus anhelos y aspiraciones y en sometimiento a los poderosos… sobre todo, a los belicistas de Norteamérica, a los que hacen guerras por negocio y mandan a la muerte a miles de jóvenes… ¡jamás acudiremos a ellos! "¡Que me lo digan en mi cara!"… ¿Cómo se lo van a decir Ignacio Olivares Torres y Salvador Corral García? Sus cuerpos destrozados con saña fueron lanzados como fardos inservibles en luga-res "visibles". Ignacio en Guadalajara y Salvador en Monterrey. Testigos dicen que a Salvador lo arrojaron de un "auto de lujo" en la colonia Fuentes del Valle… repito ¿Cómo se lo van a decir en su cara?

"¡Que me lo digan en mi cara!"… ¡Caray! ¿Cómo se lo van a decir en su cara Ignacio Salas Obregón, José de Jesús Corral, Jacobo Gámiz García, Javier Gaytán Saldívar, César Yáñez Muñoz, Rafael Ramírez Duarte, Juan Chávez Hoyos, Benjamín Maldonado Santos, Irma Cruz Santiago, Víctor Pineda Henestrosa, Candelario Campos Ramírez, Austreberta Escobedo Ocaña, Juan Carlos Mendoza Galoz, Pedro Ignacio Cortés Gutiérrez, José de Jesús Ávila González, Delia Cira Morales, Constanza Caraballo Bolín, Jacob Nájera Hernández, Inocencio Castro Arteaga, Jaime López Sollano, Teresa Estrada Ramírez, Luis Armando Cabañas, Teresa Torres de Mena, José Barrón Caldera, Carlos Benavides Alcocer, Epifanio Avilés Rojas, Carlos Alemán Velásquez, Victoria Hernández Brito o mi hijo, Jesús Piedra Ibarra, o cualquiera de los 557 desaparecidos de la lista que dejamos en manos del Presidente de la República?

¿Cómo se lo podrían decir desde celdas clandestinas? ¿Quién se atrevería a dudar que lo que pasó en esa época no fue terrorismo de Estado? ¿Habrá quien dude que lo que hoy pasa en el país no es resultado de aquella violencia oficial que sirvió como escuela del crimen?

2 Comments:

Blogger 性爱 said...

I am totally nude come see me. Take a bit for all pics and movies to load.

Why do I do this I like to make men blow their jiz in their pants.

Visit me.激情

7:14 p. m.  
Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

1:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home